23 febrero, 2018

Los baños se vuelven más inteligentes, para bien o para mal

/COMUNICAE/

Inodoros que tiran de la cadena de manera autónoma al pronunciar “Alexa, lava el inodoro”. Espejos que muestran la agenda del día, la actualización del clima y las últimas noticias.

Ambas son innovaciones que se han sugerido en el CES 2018 como los próximos avances tecnológicos que podremos disfrutar en algunos años,  explica Manuel, director de Dúchate.

En el CES 2018, Kohler dio a conocer una nueva adición a sus inodoros y dispositivos de ducha que le permiten pedir ayuda a Alexa de Amazon. Moen también agregó soporte Alexa a su línea de ducha inteligente, prometiendo que la compatibilidad con Siri está en camino. Los espejos inteligentes que informan la agenda diaria mientras evalúan nuestro aspecto estarán disponibles en pocos meses.

“En breve, podremos pedirle a un sensor de voz en nuestra cocina que se prepare un baño mientras terminamos de fregar los platos. La bañera inteligente encendería automáticamente el grifo, ajustaría la temperatura según nuestras preferencias y se apagaría cuando el agua estuviera en perfecto estado”, afirma Manuel.

Las compañías que están trabajando actualmente para ofrecer en el futuro hogares inteligentes creen que hay mucho espacio para más tecnología en el baño. Abbie Byrom, directora de asociaciones globales de Samsung SmartThings, dijo que ‘existe la posibilidad de que el baño sea una forma de obtener información sobre la salud de una persona. Los inodoros futuros podrían decir si una mujer está embarazada, no solo salvándole una corrida posiblemente embarazosa a la farmacia, sino también alertando a los más ajenos a su situación.

Byrom también sugirió que en el futuro podría haber dispensadores de medicamentos conectados en el baño que recuerden a los ancianos (o simplemente a los olvidadizos) que tomen sus fármacos a la hora programada.

“La buena noticia es que las principales compañías, tanto en la industria de los hogares inteligentes como en la de los servicios higiénicos, coinciden en que es importante respetar la privacidad e intimidad del baño, el lugar donde estamos más expuestos y vulnerables”, mantiene Manuel.

El desafío, entonces, es asegurarse de que el empuje de la tecnología doméstica inteligente en el baño no se limite a añadir tecnología por el bien de la tecnología. Es por ello imperativo que las empresas reflexionen sobre cómo y por qué se implementan estas características. Por ahora, está claro que la industria está apenas sumergida en la digitalización de nuestros baños, pero es probable que profundice pronto.

“Durante los próximos años, y a medida que estas nuevas tecnologías vayan saliendo al mercado, nuestros servicios de reformas de baño se adaptarán para ser capaces de ofrecer estas innovaciones al mejor precio. No será fácil, pero trabajaremos duro para conseguirlo”, termina Manuel.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico