Punto de té aconseja tomar solo té de calidad para disfrutar de sus beneficios

/COMUNICAE/

Se han demostrado sobradamente todas las cualidades del té, pero no siempre es fácil encontrar un té de calidad

El té se ha convertido en un producto indispensable en la vida de mucha gente, y es que sus indudables propiedades tienen efectos positivos a todos los niveles del organismo en el día a día de las personas. La creciente afición por este producto también está haciendo que cada vez sean más las opciones disponibles en el mercado, pero no siempre se trata de productos de buena calidad.

Solo el té de calidad y obtenido a través de procesos naturales mantiene esos beneficios para el organismo de las personas. Para disfrutar de sus propiedades y de su sabor, la web especializada Punto de té aconseja adquirir cualquiera de sus variedades en comercios físicos u online que cuenten con el reconocimiento adecuado.

Cuáles son las características del té de calidad
Además de escoger un lugar especializado donde adquirir una variedad de té, hay que tener en cuenta cuáles son las características del té de calidad para aprender a diferenciarlo de otros productos mediocres.

Venta a granel
El té en bolsas cuenta también con algunas de las cualidades del té a granel, pero pasa por una serie de procesos que no permiten que conserve todos esos beneficios, principalmente por la pérdida de aceites esenciales. Además, es más difícil valorar el té en bolsas que el té a granel, porque no se puede comprobar su aspecto original. Siempre es más recomendable optar por un té a granel que por uno procesado y dividido en bolsas.

Elementos al natural
Un té de calidad debe contar con los propios elementos de la planta del té al natural y sin modificar, como hojas o brotes enteros y sin cortar. Incluso si en el proceso de secado las hojas se enrollan, debería verse el inicio y el final de la misma. Para las bolsas de té se utilizan las hojas rotas o cortadas, que habitualmente se convierten en polvo de té o se pican en trozos muy pequeños, lo que dificulta conocer su calidad real.

Ausencia de tallos o ramas
Si la selección del té en cuestión se ha hecho primando la calidad, entonces no deberían encontrarse tallos ni ramas en el producto. Solo las hojas y los brotes bien desarrollados son indicativos de una alta calidad del té. Además, deberían ser hojas secas, sin humedad, pero no quebradizas al tacto. La textura tendría que ser suave y ligeramente flexible siempre que no se fuerce demasiado el producto.

Color uniforme
Otra de las características que debería mostrar el té de calidad es una tonalidad uniforme en todo el producto. Que las hojas sean más o menos verdes, dependerá de la variedad de té, pero en todas ellas debería encontrarse el mismo color. Además, el brillo en las hojas es también positivo y síntoma de un producto de calidad y cuidado en su elaboración.

Dependiendo de la variedad de té, también se podrá tener en cuenta su tiempo de secado para conocer su calidad, pero esto no ocurre en todos los casos. Lo más importante a la hora de escoger un té de calidad es acudir a un lugar especializado y de confianza que además pueda aconsejar la mejor variedad para cada persona y sus necesidades. Además, comprar té online cuenta con la ventaja añadida de que podrás disfrutarlo sin tener que moverte de casa y en muy poco tiempo.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico