Se dispara un 16% la venta de viviendas en Sevilla en los últimos seis meses

Buenas noticias para el sector inmobiliario, que vuelve a respirar aliviado tras el pinchazo de la burbuja previa a 2008. Los datos de compraventa de viviendas en la provincia de Sevilla en el primer semestre de 2018 son esperanzadores y reflejan que los bancos vuelven a abrir el grifo del crédito. Así, de enero a junio, en Sevilla se cerraron 8.626 operaciones de compraventa de viviendas usadas y nuevas, lo que supone un 16% más que en el mismo período del año anterior.

Juan Aguilera, gerente de Gaesco, patronal de la construcción en Sevilla, confirma el buen momento que vive el sector «porque se está construyendo y todo lo que sale a la venta se está vendiendo bien». Aunque los datos de venta de casas en 2018 invitan al optimismo, aún estamos lejos de las cifras registradas en los años previos a la crisis. Así, en 2017 se vendieron en Sevilla 14.869 viviendas, la mitad en 2007. El sector tocó fondo en 2014, cuando se cerraron sólo 10.950 operaciones de compraventa. A partir de ese año, las ventas han crecido a un ritmo anual de entre un 5 y un 14%.

De las viviendas vendidas en la provincia, el 92% fueron usadas: un total de 7.895. Sólo se produjeron 731 operaciones de compraventa de viviendas nuevas en Sevilla, lo que da idea del parón de la construcción en los últimos años y de la escasez de suelo en la capital andaluza.

Viviendas protegidas

Por otra parte, la vivienda libre continúa acaparando la mayoría de operaciones de compraventa en Sevilla, ya que la construcción de VPO se frenó en seco tras el pinchazo de la burbuja inmobiliaria. De hecho, sólo el 14% de las casas vendidas este año en la provincia son de protección: 1.204 casas. Una de las razones de la escasez de VPO es que muchas de las empresas que las promovían eran municipales y quebraron durante la crisis económica.

Además, la patronal de la construcción señala que hay pocas promociones de VPO porque los jóvenes tienen pocas ayudas públicas para comprarlas, a pesar de que el 30% de los planes parciales están destinados a viviendas protegidas. «Hay suelo para VPO, lo que faltan son ayudas para que los jóvenes puedan adquirirlas», subraya.

En Sevilla capital la situación no es diferente respecto a las casas protegidas. El Colegio de Arquitectos de Sevilla sólo ha tramitado en suelos de Sevilla capital visados para 688 metros cuadrados de viviendas de protección oficial (VPO) en los últimos seis años. No obstante, a pesar de representar un pequeño porcentaje respecto a las operaciones totales, la compraventa de casas protegidas está al alza, ya que en el primer semestre de este año ha crecido un 18% respecto al mismo período de 2017.

Interés por la vivienda turística

Manuel Bermudo – ABC

Manuel Bermudo, presidente del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (API) de Sevilla, confirma que la compraventa de viviendas en Sevilla se ha disparado después de años de años de crisis que hizo reducir el número de API colegiados de 300 a 135 en el peor de los momentos. El mayor incremento de ventas se ha producido, a su juicio, en el Centro, Porvenir, Heliópolis o Buhaira, donde hay una gran demanda de casas para alquiler turístico.

«No hay ahora ninguna agencia inmobiliaria de Sevilla que no tenga ahora demanda de viviendas en el Centro para reformarlas y alquilarlas a turistas», admite Bermudo. Ello ha provocado una escalada en los precios en el Centro, «que -dice- se acercan a los niveles pre-crisis. El tirón es tan fuerte que los precios de viviendas en el Centro han subido en dos años de los 2.200 a los 3.000 euros por metro cuadrado».

El presidente de los API, dice que al margen de las viviendas turísticas «también se ha producido un incremento de las compraventas por otros hechos, como la vuelta de familias del Aljarafe a Sevilla ahora que los precios no están a niveles de pre-crisis» en algunas zonas. Otras de las razones del incremento de compraventa de viviendas es que los bancos están abriendo la mano, quizá de forma peligrosa, y que hay más gente con empleo». Bermudo indica que «aunque muchos jóvenes tienen salarios precarios,optan primero por el alquiler y, cuando tienen pareja, se lanzan a comprar casa».

¿Qué pasará a corto y medio plazo? Aunque se habla de una nueva burbuja inmobiliaria, Manuel Bermudo «no ve peligros inmediatos porque ahora el mercado está mas consolidado. Las ventas y los precios de viviendas seguirán creciendo, aunque con aumentos moderados. Las nuevas promociones se están vendiendo rápidamente porque tienen precios razonables.

Edad media del comprador

José Luis Jimeno – ABC

Por su parte, José Luis Jimeno, presidente de Noteges Consulting, afirma que las 221 agencias inmobiliarias de España a las que asesoran, han registrado un incremento de ventas del 29% en 2018, confirmando un crecimiento del 3,3% de los precios. El precio medio de venta ha sido de 1.245 euros por metro cuadrado y la diferencia entre lo que pedían los vendedores y lo que finalmente han pagado los compradores es del 24%.

A corto plazo, las perspectivas del mercado son buenas. De hecho, Jimeno afirma que «las agencias del Club Noteges en Sevilla acumulan una cartera de 19.561 compradores esperando la vivienda adecuada. Eso explica que el 32% de las ventas se hayan hecho al contado, sin necesidad alguna de financiación».

«La edad media del propietario que ha vendido es de 50,6 años. El comprador sensiblemente más joven, con 41,2 años», añade Jimeno, quien destaca que «el producto más vendido han sido viviendas de tres dormitorios de 117 metros cuadrados».

Las previsiones a largo plazo no son, sin embargo, buenas, según Jimeno «debido a la evolución demográfica del país. Debido a la caída de la natalidad y la despoblación de España no volveremos a cerrar 1.100.000 operaciones de compraventa de viviendas, como ocurrió en 2006».

Juan Aguilera, gerente de Gaesco – RAÚL DOBLADO
La patronal de la construcción denuncia que «los jóvenes no tienen ayudas para comprar VPO»

Juan Aguilera, gerente de Gaesco, la patronal de la construcción sevillana, dice que «hay suelo de reserva para construir VPO pero no hay apenas ayudas de la Junta ni el Estado para que compren esa casas los jóvenes». Aguilera lamenta que las ayudas para la compra de vivienda por parte de jóvenes estén limitadas a residentes en pequeñas localidades.

«El plan de la vivienda estatal y de la Junta establece ayudas para comprar una VPO de 10.800 euros pero sólo para jóvenes que viven en municipios de menos de 5.000 habitantes, lo que deja fuera a prácticamente todos los municipios del área metropolitana, como Mairena, Alcalá, Dos Hermanas…», asegura este portavoz de Gaesco.
Ir a la fuente
Author: (sevilla)

Powered by WPeMatico