Sevillanos martinianos visitaron Santiago de Cuba

Los expedicionarios sevillanos ante la tumba de Fidel en el Cementerio Santa Ifigenia de Santiago de Cuba, para muchos  su bautizó cubano.

Recientemente la Sociedad Cultural Cubano Andaluza José Martí realizó un viaje a Cuba en el que los sevillanos yF sevillanas pasaron por Santiago de Cuba. Hablamos con su presidente Francisco José Dorado Farfán.

P- Haznos una brece historia de vuestra Asociación en Sevilla, proyectos y acciones realizadas

La SCCA José Martí surgió hace dos años y medio, inicialmente proyecto de un grupo de amigos a quienes nos unía nuestra amistad con Cuba. Así, por un lado, entre nosotros analizamos que el tejido asociativo en Andalucía estaba cuesta abajo y que, con los valores individualistas imperando, era necesario generar espacios donde se hablara de valores que echábamos en falta en nuestro día a día. Por otro lado, conocedores de la figura de Martí y el humanismo de su obra, vimos en el un elemento clave en torno al que articular acciones y proyectos culturales que, de manera distendida, nos ofreciera la posibilidad de divulgar su humanismo y todo lo que lleva aparejado: justicia social, solidaridad, fraternidad, internacionalismo, amistad entre los pueblos… todo ello sin olvidar lo que, como la propia Cuba hace, la espina dorsal que atraviese todo ha de ser la educación y la cultura.

Así, además de celebrar efemérides ineludibles para nosotros de la vida de José Martí (y otras de las Historia de Cuba) y de participar en los eventos que, en el ámbito de la Amistad con Cuba se celebran en Andalucía, también realizamos eventos culturales de poesía, teatro, exposiciones fotográficas, presentaciones de libros, actos teóricos en la universidad… nuestro mayor proyecto hasta el momento ha sido, de hecho, una reedición de La Edad de Oro, de José Martí, con nuevas ilustraciones y una serie de actividades pedagógicas para que padres y madres trabajen en casa con niños y niñas los valores humanistas tan hermosos que Martí nos enseñó en aquella efímera revista.

P – ¿Quién os invitó a conocer la realidad cubana actual? ¿Por qué?

Tuvimos el honor y el placer de ser invitados personalmente por René González Sehwerert, Héroe de la República de Cuba y actualmente Vicepresidente de la Sociedad Cultural José Martí de Cuba. Nosotros ya teníamos contacto con Héctor Hernández Pardo, Subdirector de la Oficina del Programa Martiano, con quien por cuestiones personales ya conocían algunos miembros de nuestra directiva y manteníamos cierto contacto. Pero fue sobre todo gracias a la ayuda del Cónsul General de Cuba en Sevilla (con quien también colaboramos para realizar actividades culturales cubanas), quien habló de nuestro proyecto asociativo a René y éste se mostró no solo muy interesado en nosotros, si no que nos invitó con la intención de que conociéramos la realidad cubana, viéramos que hacía nuestra organización homónima allí y, al final del viaje, firmásemos un Convenio de Colaboración con la idea de trabajar juntos en diversos proyectos a ambos lados del Atlántico.

P – ¿Que es lo que más ha gustado de Santiago a los sevillanos martinianos?

Sin duda alguna su gente. Nos faltan palabras para expresar gratitud por la hospitalidad y atención recibidas no solo por el pueblo santiaguero, sino por el de toda Cuba allá donde íbamos. Algo más que reseñable en un momento tan delicado, cuando hace apenas unos meses los ciclones arrasaron tan devastadoramente la isla y encima el nuevo presidente de los EEUU ha recrudecido el bloqueo contra la isla.

Personalmente tuve momentos muy emocionantes en las diferentes visitas y encuentros que mantuvimos en Santiago, y me llevo un recuerdo muy grato de los compañeros de la filial de la SCJM de allí: Rubén, Marta, Disleydi, Frank David…

P – Descríbenos que monumentos y lugares habéis visitado en Santiago

Pues lo primero que hicimos fue visitar Santa Ifigenia para presentar nuestros respetos ante los restos de Martí, Mariana Grajales, Manuel de Céspedes, Fidel y demás próceres de la independencia y dignidad de Cuba.

También visitamos el primer día el Palacio de Gobierno de la Provincia, el Museo Bacardí y la Galería de Arte de Santiago (donde tuvimos el privilegio de conocer a Lescay). El segundo día visitamos el Museo-Escuela Cuartel Moncada, así como el Parque Histórico Abel Santamaría y la Plaza de la Revolución junto a su museo interior. El último día lo aprovechamos para ir a visitar el Mausoleo del II Frente y su Comandancia.

P – Habéis participado de alguna actividad colectiva en Santiago de Cuba?

Por supuesto, era lo fundamental de nuestra visita. Tuvimos un encuentro con el equipo docente y alumnos de la escuelita José Martí, en el distrito del mismo nombre, que fue muy emotivo. Pudimos conocer de primera mano el sistema pedagógico cubano y salimos impresionados. Además aprovechamos la oportunidad para dejarles como presente unos ejemplares de la humilde reedición de La Edad de Oro que hicimos en Andalucía.

También tuvimos un encuentro con el Club Martiano “Siempre Joven” y la asociación local de veteranos de la revolución.

P – De las visitas que habéis hecho en Santiago cuéntanos qué lugar recomendáis, como sevillanos martinianos, a los futuros visitantes de la ciudad.

Creo que tanto el Museo Bacardi, como el Moncada y el Parque Abel Santamaría son espacios que nadie que visite Santiago se puede perder. Allí se encuentra la esencia de importantes momentos de la historia cubana que es vital conocer para comprender Cuba.

P – Tras vuestra estancia en Santiago habéis conocido distintos lugares de Cuba, haznos un resumen de vuestro viaje

Aquí se puede leer una crónica que publicamos en la web de la SCJM, pero te resumo: tras Santiago fuimos a Holguín, donde además de los encuentros con clubs martianos y la filial de la SCJM, visitamos Birán y el pueblito azucarero de Báguanos (allí conocimos el proyecto cultural “El árbol que silba y canta”) y también nos invitaron al teatro y diversas actividades culturales. De Holguín viajamos hasta Santa Clara, donde también tuvimos diversos encuentros, visitamos la Galería Café Obrador, nos hicieron un recorrido por el centro histórico, presentamos nuestros respetos ante los restos del Comandante Guevara y visitamos el Mausoleo y el Tren Blindado. Finalmente, en La Habana, visitamos el Memorial José Martí, a la Biblioteca Nacional le hicimos entrega de unos ejemplares de nuestra reedición de LEDO, visitamos la Casa Natal de Martí, La Habana Vieja, el Museo de la Revolución, la Universidad de La Habana, el Bosque Martiano del Ariguanabo y la Escuela Internacional de Cine de San Antonio. También conocimos el proyecto cultural Cubatá mantuvimos un encuentro con la UJC, FEU, FEEM y AHS, otro con la Oficina del Programa Martiano. Y para terminar firmamos el Convenio de Colaboración con la SCJM que antes mencioné.

P – Con el conocimiento que ahora tenéis de la isla me gustaría que, un periodista como tú nos regale un titular sobre Santiago de Cuba

No creo que Santiago se pueda resumir en un titular. Santiago hay que vivirla.

P – ¿Que os parece la evolución que está desarrollando la isla tras la desaparición física de Fidel Castro?

Pensar que los cambios que se producen en la isla se deben al fallecimiento de Fidel creo que es tener una idea limitada de Cuba y de su proceso revolucionario. El pueblo cubano lleva años, antes de la desaparición física de su Comandante en Jefe, afrontando un intenso y profundo debate sobre cómo actualizar su modelo económico y su socialismo (en definitiva, sobre cómo afrontar los retos que tiene la Revolución en este nuevo siglo) a un mundo globalizado de libre mercado y en el que, además, sigue injustamente bloqueado económica y financieramente por los EEUU por el simple hecho de exigir que se respete su soberanía e independencia.

P – Durante vuestra estancia en Cuba se desarrollaron dos fechas importantes como el primer aniversario de la desaparición física de Fidel Castro, el día 25 de noviembre y a la primera parte de las primeras elecciones generales que acabarán en el elección del nuevo presidente de la República de Cuba en 2018, el 26 de noviembre. ¿Cuál han sido vuestras experiencias en esos dos días en que ya estábais en La Habana?

La primera muy emotiva. Participamos en los homenajes que el CEM y la SCJM realizaron en honor a Fidel en La Habana y para nosotros fue muy especial compartir aquello con nuestros compañeras y compañeros cubanos.

La segunda fue bastante curiosa porque nosotros estuvimos alojados en la sede de la SCJM, que era aquel día centro electoral. Nos sorprendió que las urnas fueran custodiadas por pioneros (niños y niñas) en lugar de por fuerzas policiales, como en otros países, algo que dice mucho de la madurez política del pueblo cubano. También nos resultó interesante que los diferentes candidatos y candidatas se presentaran con un currículum por delante; en lugar de haciendo promesas sobre qué harían, respaldaban su opción con el trabajo que por su comunidad y entorno ya habían realizado.

P – Por último, una vez conocida Cuba, que acciones os planteais organizar en Sevilla?

Pues ahora mismo lo más urgente para nosotros es ver cómo desarrollar, a este lado del gran charco, lo que nos comprometimos a hacer en la firma del convenio con la SCJM. Nos gustaría poder devolver la hospitalidad a quienes nos acogieron en noviembre y estamos trabajando en cómo realizar un evento semanal para la próxima primavera, donde podamos invitar a nuestros amigos y amigas cubanos a que conozcan nuestra realidad también y compartir juntos experiencias culturales y de difusión de los valores e ideas humanistas de Martí.