Bioprotec pone el foco en el aumento de plagas en Málaga este otoño

/COMUNICAE/

El otoño más cálido de los últimos años provoca un aumento de las plagas en la provincia de Málaga

Aumento de plagas en Málaga
Que este mes de octubre está siendo uno de los más cálidos en la provincia de Málaga no es ninguna sorpresa para nadie. Y que esto conlleva un mayor número de insectos de lo que es habitual para estas fechas tampoco. Esto se debe a que son organismos poiquilotermos, es decir, a que su temperatura corporal depende de la temperatura del ambiente. Lo que hace que el cambio en las temperaturas, o más bien la falta de este cambio, les afecte de una manera directa, como puede verse en cualquier rincón de la ciudad. Y es que el agua, el calor y la humedad forman un cóctel ideal para la reproducción de plagas como las de mosquitos, cucarachas o termitas.

Este aumento de plagas conlleva un aumento de los riesgos que existen para la salud pública, ya que la concentración en zonas urbanas de mosquitos, garrapatas, roedores o cucarachas implica un aumento de vectores que actúan como transmisores de enfermedades con un gran potencial pandémico. Lo que hace imprescindible una actuación profesional de desratización, desinsectación y desinfección para reducir este riesgo, como comentan desde Bioprotec.

Preocupación por el virus de Nilo Occidental
Actualmente una de las mayores preocupaciones por parte de Anecpla, y otros organismos involucrados con la sanidad, es el mosquito común y el mosquito Culex, principales transmisores del Virus del Nilo Occidental. Jorge Galván, director general de Anecpla, explica que un brote de esta enfermedad, en 2020, «provocó la muerte de ocho personas en Andalucía». De la misma manera, ha afirmado que llevan un mes «alertando» del incesante aumento del número de mosquitos transmisores del virus, e instando a las administraciones y a la ciudadanía a que actúen contra esta emergencia realizando tareas como la desinsectación y la «limpieza de criaderos de mosquitos», que se encuentran en aguas estancadas. Ya que, tal como indican diferentes estudios, la presencia de los mosquitos no es algo exclusivo de humedales, sino que aparecen en determinados espacios dentro de los núcleos urbanos que, por sus características ambientales, son favorables para su reproducción, generando riesgos importantes para la salud.

Las cucarachas, una plaga más
Quizás no se traten de los vectores más habituales de transmisión de enfermedades, pero sin duda se trata de la plaga de insectos que más rechazo suele producir. Esto es bien conocido especialmente por los responsables del sector hostelero, que tienen claro que, si un cliente ve una cucaracha en su restaurante, su terraza o su bar, con toda probabilidad no volverá a aparecer por su negocio.

Pero como recuerda Galván su control ha de ser «inmediato», ya que se reproducen muy rápidamente y más aún con el panorama actual. Y sobre todo porque las cucarachas son también transmisores de salmonelosis y disentería, entre otras enfermedades.

Más roedores que humanos
Otros de los mayores transmisores de enfermedades en núcleos urbanos son las ratas. Siendo la exterminación de roedores una de las más importantes herramientas de control de este tipo de amenaza contra la salud. Tal como afirma Márius V. Fuentes, de la Universidad de Valencia: «Es más que posible que el número de roedores supere al de sus ciudadanos en muchos de los núcleos urbanos de todo el mundo». Algo más que alarmante teniendo en cuenta que el 60% de las enfermedades que afectan al ser humano son de origen zoonótico y los roedores juegan un papel fundamental en la transmisión de estas zoonosis. «En España se registran alrededor de un centenar de casos de leptospirosis cada año», afirma Fuentes. «Pero no es la única enfermedad transmitida por roedores que registra casos en el país, también se han registrado casos de peste bubónica y neumónica, fiebre tifoidea, Hantavirus y, más comúnmente, de salmonelosis».

Ante esta situación tan comprometida, ANECPLA reclama que los profesionales de la gestión de plagas y Sanidad Ambiental juegan un papel vital en el control de este tipo de vectores y, consecuentemente, en la minimización de riesgos para la ciudadanía mundial. Las administraciones públicas siendo cada vez más conscientes de ello potencian herramientas de estudio y de control de plagas en sus ciudades. Y ofrecen información a sus ciudadanos sobre las diferentes actuaciones que llevan a cabo. Un ejemplo es la información que el Ayuntamiento de Málaga ofrece a través del portal de datos abiertos, donde se puede ver la evolución de los controles de plagas realizados con respecto a las ratas y las cucarachas en los diferentes barrios de la ciudad.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico