¿Cómo aumentar la seguridad de una vivienda? Según Persianistas Zaragoza

/COMUNICAE/

Si se está buscando un medio de protección para hacer más segura una vivienda ¿se ha pensado en la renovación o en instalar persianas?

Mantener la seguridad de un hogar significa impedir que accedan fácilmente. Más de un tercio de los ladrones utilizan las ventanas como segundo medio de acceso si no pueden forzar la puerta principal.

Las ventanas que tienen un solo cristal y son particularmente vulnerables: un ladrón puede simplemente romper el cristal, meter la mano y abrir la hoja. Por ello, se recomienda optar por ventanas que ofrezcan más resistencia, como los modelos blindados que combinan una estructura sólida con un acristalamiento antirrobo. Y si las ventanas están especialmente expuestas, la forma más eficaz de protegerlas es instalando persianas.

Las persianas enrollables también pueden utilizarse para aumentar la seguridad de las casas unifamiliares y las viviendas de planta baja.

Las persianas retrasan u obstaculizan al ladrón
Aunque las persianas no garantizan la inviolabilidad del hogar, tienen un efecto disuasorio. La mayoría de los ladrones buscan el camino más fácil y pasan a la siguiente vivienda si la primera es un poco difícil de abrir.

Las persianas enrollables cubren todo el hueco, ya sea una ventana, una ventana francesa o una puerta corredera, y forman una primera barrera sólida que debe retirarse antes de poder acceder a la ventana. En posición cerrada, son un paso adicional que los ladrones deben superar. Ahí radica su gran ventaja: dificultar el acceso por las ventanas, lo que hace mucho más difícil la entrada de los intrusos.

Como un ladrón no quiere perder el tiempo, elegirá razonablemente una vivienda menos protegida para evitar ser descubierto. La presencia de persianas es suficiente para disuadir a la gran mayoría de los intrusos. No se prive de esta comodidad.

Persianas antirrobo y el índice PIR
Según los expertos en reparación de persianas en Zaragoza, para ser completamente a prueba de robos, las persianas deben cumplir estrictas normas de seguridad. Las persianas de seguridad son las únicas que cuentan con la certificación A2P, que garantiza el correcto funcionamiento en caso de intento de robo.

Reconocida por varias compañías de seguros, la etiqueta A2P garantiza un grado de resistencia a los intentos de intrusión externos. Emitida por un organismo de certificación de calidad, esta etiqueta se basa en varios elementos del producto (materiales), para concederle o no la certificación. Además, existen 3 grados diferentes para esta etiqueta.

Denominados R1, R2 y R3, estos grados corresponden a niveles crecientes de resistencia. Siendo R1 el nivel más bajo y R3 el más resistente. Esta etiqueta y el grado asociado están marcados de forma indeleble en las persianas certificadas, por lo que es muy fácil ver si las persianas son seguras o no.

Si tiene que referirse a un índice, se recomienda elegir éste, el PRI, que significa Índice de Resistencia a la Presión. El PRI está indicado en la mayoría de las persianas y debe tenerse en cuenta. El nivel más bajo es 10 y el más alto 150. A partir de los 80 ya puede estar relativamente seguro de la intrusión, ya que los posibles ladrones tendrán que esforzarse durante casi 10 minutos para llegar a abrir una persiana, sabiendo que el 95% de ellos se rinde a los 5 minutos, esto suele ser más que suficiente.

¿Las persianas enrollables dificultan la entrada de un ladrón?
Las persianas enrollables son visibles desde el exterior, indican a los malintencionados que se enfrentarán a una dificultad adicional, al tiempo que les envían un mensaje claro: «¡no pasar! Es menos fácil romper una ventana con una persiana bajada que un cristal sin protección.

Las persianas seguras suelen ser suficientes para disuadir a los ladrones, ya que pueden resistir durante mucho tiempo. Por el contrario, una persiana estándar, sin ningún tipo de protección adicional, puede desmontarse fácilmente y sin ralentizar a los ladrones.

Sin embargo, existen varios sistemas, como el anti levantamiento, antiganzúa o anti desgarro, que son fáciles de instalar y que mejorarán la resistencia de la persiana y limitarán los riesgos para asegurar la vivienda y protegerla.

Para aumentar la seguridad de las persianas, se puede equipar con las siguientes opciones:

1. Sujeción rígida
Los expertos en reparación de persianas, sugieren que al instalar sujeciones se puede impedir que la persiana se levante manualmente. Los ladrones no podrán levantar las lamas para abrir la persiana porque las pinzas bloquearán el mecanismo de apertura.

Estos elementos son una solución sencilla y eficaz que se colocan automáticamente cuando se cierran completamente las persianas. Así no se necesita pensar en bloquear el mecanismo uno mismo.

2. Cerraduras manuales
Las cerraduras manuales también evitan que la persiana se levante. El sistema es sencillo y eficaz: las cerraduras manuales, que sólo pueden accionarse desde el interior, bloquean la última lama.

3. Cerraduras con llave
Funciona de forma similar a las cerraduras manuales. Bloquea la última lama de la persiana, pero, a diferencia de las cerraduras manuales, requiere una llave. De este modo, los que no tienen la llave no pueden desbloquear el mecanismo.

4. Motorización de la persiana
De nuevo, los expertos en reparación de persianas, resaltan que la presencia de un motor en una persiana enrollable es una verdadera ventaja desde el punto de vista de seguridad.

En caso de intentar abrir la persiana de manera forzosa, el motor contrarrestará la fuerza y hará casi imposible su apertura. Hay que tener en cuenta que todas las persianas pueden ser motorizadas, por lo que se puede motorizar cualquier persiana independientemente del modelo. Sólo se tiene que elegir la solución más adecuada para instalar el motor tubular en el mecanismo de enrollamiento, lo que no requiere ninguna obra importante.

Los expertos en la reparación de persianas también sugieren que se puede optar por un sistema automático que le permitirá programar la persiana para que se abra o se cierre automáticamente a determinadas horas del día para simular actividad y dar vida a la vivienda cuando no hay nadie, o para que la casa parezca habitada mientras está de vacaciones, por ejemplo.

5. Lamas de aluminio
Las lamas de aluminio son más fuertes, más robustas y más disuasorias que las de PVC. Son un verdadero elemento disuasorio para los intrusos.

En solución, todas estas soluciones le permitirán optimizar la seguridad de las persianas para que sean especialmente difíciles de forzar y evitar que los ladrones hagan de las suyas.

Como los intrusos tendrán muchas dificultades para abrirlas gracias al retardo de apertura, se verán obligados a romper completamente la persiana para poder entrar a la propiedad.

Sin embargo, romper una persiana es un procedimiento ruidoso tanto de día como de noche, y complicado de realizar en poco tiempo, y por tanto arriesgado. Luego hay una segunda barrera detrás: la ventana, que también habría que romper.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico