Construcción y reparación de edificios

La industria de la construcción es muy diversa ya que pueden efectuar numerosos trabajos en distintas localizaciones, cuando se trabaja en edificios ya sean en la construcción o remodelación de los mismos, las lonas a medida son una excelente opción ya que permiten mantener la estética mientras aumentan la seguridad durante la obra, puesto que no permiten que caigan escombros al suelo.

Los andamios durante los trabajos no son para nada estéticos y hacen que tanto el edificio o la ciudad se vean incompletos y sucios. Además, con el uso de las lonas se mantendrá la sorpresa entre los espectadores de cómo quedará el resultado final de la obra.

La restauración de edificios comprende varios procesos como:

  • Limpieza del exterior e interior del edificio.
  • Reconstrucción de las partes dañadas.
  • Sustitución de elementos.

Es importante destacar que el proceso de restauración de edificios es distinto al mantenimiento que se realiza anualmente y siempre dependerá de las necesidades que deriven del estado actual del edificio.

Tipos de trabajos de restauración

Limpieza del edificio

Este incluye todos los procesos de limpieza necesarios para la fachada del inmueble. El cual suele estar muy afectado debido al humo y la contaminación del día a día de la ciudad, mediante este proceso se restaura el color original regresando el brillo de las paredes.

Reparación

Se realizarán todos los trabajos pertinentes tanto en la fachada como en las áreas comunes que se vean afectadas por el deterioro, realizando las labores necesarias de reparación y reinstalación.

Reconstrucción completa

Esto se aplica cuando hay lugares del edificio con derrumbes o severos daños estructurales, que afecten la estructura del edificio.

Tanto en rehabilitación o construcción de edificios o viviendas, es una forma significativa de fomentar el crecimiento sostenible. En la mayoría de los casos cuando se comienza a restaurar un inmueble le siguen otros cercanos en la zona.

Importancia de la rehabilitación de edificios

Cuando se comienzan a notar señales de deterioro o envejecimiento del inmueble, es hora de realizar los trabajos pertinentes para que no se presente ningún tipo de riesgos para los residentes, los transeúntes o cualquier persona que lo frecuente.

Que las personas mejor calificadas realicen estos tipos de trabajos también es un factor determinante, ya que esta tarea no es igual en todos los casos, cada edificio presenta sus características peculiares lo cual hace que cada trabajo sea distinto y se adapte a los requerimientos específicos de cada edificación.

Para llevar a cabo estos proyectos de forma correcta lo primordial es identificar las reparaciones y los daños de forma específica e individual, es por ello que estos tipos de labores deben ser 100% personalizados a las necesidades de cada cliente. Los materiales y productos que se utilicen durante la obra también dependerán de las necesidades de la misma.

Las reparaciones más frecuentes suelen ser:

  • Impermeabilización y mantenimiento de techos.
  • Revestimientos.
  • Recubrimientos.
  • Trabajos de pintura en interiores y exteriores.
  • Reparación de paredes.
  • Reconstrucción en diferentes áreas que lo ameriten.
  • Retiro de escombros.