El Gobierno de PP y Cs delega en Adelante Andalucía la potestad de elegir a la nueva Defensora del Pueblo Andaluz

Mientras el Gobierno andaluz de PP y Ciudadanos negocia in extremis con Vox para desbloquear los Presupuestos de 2019, que se someten al debate de totalidad esta tarde, en otra mesa paralela los socios de Gobierno han logrado incorporar a la coalición Adelante Andalucía (Podemos-IU) al gran acuerdo ya suscrito con el resto de fuerzas para renovar los órganos de extracción parlamentaria. La Junta lograr amarrar un pacto por unanimidad en el Parlamento, el mismo día en que la estabilidad del Gobierno andaluz se tambalea ante el riesgo de que prospere la enmienda a la totalidad de la oposición (PSOE, Adelante y Vox) contra sus primeros Presupuestos.

Ésta es la doble imagen de la actividad parlamentaria esta mañana: por un lado, un gran acuerdo político que une a las fuerzas de Gobierno con las fuerzas de la oposición, que este miércoles presentan sus enmienda para tumbar los Presupuestos. Por otro, una negociación de los partidos conservadores al filo del debate para que Vox retire su enmienda y puedan salvar esas cuentas.

Adelante Andalucía (Podemos-IU) ha negociado con PP y Cs hasta las once de la mañana y finalmente ha firmado dos documentos: uno le incorpora al acuerdo ya suscrito por el resto de fuerzas para renovar el consejo de administración de la RTVA, la dirección de Canal Sur, la Cámara de Cuentas, el Consejo Audiovisual y la oficina del Defensor del Pueblo andaluz. El otro documento es un pacto entre PP, Cs y Adelante que blinda siete millones de euros en la consignación presupuestaria para Canal Sur (promoción de plantillas, garantizar producción propia y modernizar los equipos) y, sobre todo, otorga a la coalición de izquierdas la potestad elegir al nuevo Defensor del Pueblo Andaluz, en sustitución de Jesús Maeztu, y que será «preferentemente una mujer implicada en la defensa de los valores sociales y que concite el consenso de la Cámara». 

La propuesta de Adelante era la activista y defensora de los derechos de los inmigrantes, Helena Maleno, aunque su nombre no está confirmado en el acuerdo. Esto dependerá de una negociación posterior con el resto de grupos, que debe convencer a PP, Ciudadanos, PSOE y Vox. Los populares, los naranjas y los socialistas se habían mostrado favorables a ratificar en su puesto al Defensor actual, y el grupo de extrema derecha fue muy crítico con la propuesta de la activista. El nombre de Maleno se da prácticamente por descartado, aunque aún no es definitivo.

La designación de la futura defensora del Pueblo Andaluz necesita salir «por consenso, no por unanimidad», es decir, necesita convencer a tres quintas partes del Parlamento autonómico. El PSOE, sin embargo, es el más reticente a delegar en la coalición de izquierdas la potestad de elegir la figura del Defensor del Pueblo. Si los acuerdos prosperan sin incidentes de última hora, la renovación de los órganos de extracción parlamentaria, bloqueados durante cinco años, se aprobará por lectura única en el próximo Pleno de la Cámara, gracias a la unanimidad de todos los grupos.

Consignación presupuestaria

La coalición de izquierdas ha arañado siete millones de euros de «consignación presupuestaria», no de aumento, para «garantizar la estabilidad en el empleo y la producción propia en la RTVA. Una partida de un millón de euros estaría en las cuentas de 2019 y los otros seis millones en el Presupuesto de 2020. El coordinador regional de IU, Antonio Maíllo, ha anunciado, emocionado, el acuerdo sobre la renovación de los órganos de extracción parlamentaria, mientras PP, Ciudadanos y Vox suspendían sus respectivas ruedas de prensa mientras negocian en el límite de tiempo el desbloqueo de los Presupuestos andaluces que se votan esta tarde.

Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico