El Hospital Universitario La Luz aboga por el uso al 100% de la tecnología PET-CT entre los médicos nucleares y radiólogos

/COMUNICAE/

El trabajo conjunto de ambos especialistas aporta enormes beneficios al médico y al paciente

La prueba PET-CT es una exploración fundamental en el manejo del paciente oncológico, especialmente en aquellos casos de tumores agresivos y de gran prevalencia a nivel de la población española como es el caso del cáncer de pulmón, mama, colon, linfomas y melanomas entre otros. Esta tecnología fue introducida en España en 1994 (Centro PET Complutense, Madrid) siendo el doctor Antonio Maldonado, actual Jefe de Departamentos de Medicina Nuclear e Imagen Molecular del Hospital Universitario La Luz y del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, miembro del equipo que lideró ese proyecto que cambió para siempre la forma de manejar el cáncer en España.

Desde esa fecha, son más de 100 los equipos PET-CT instalados en España, tanto en la red pública como privada, siendo la Comunidad de Madrid la que mayor número de instalaciones cuenta en la actualidad. «Junto a este avance tecnológico también se ha progresado en la introducción de nuevos biomarcadores PET y así además de la FDG se usan a nivel hospitalario otros como el PSMA, la Colina, la DOPA, el DOTATOC o el Amiloide», destaca el doctor Maldonado. 

Sin embargo, el campo en el que menos se ha avanzado en estos años ha sido en el uso integral y completo de las dos técnicas que conforman esta exploración diagnóstica: el PET y el CT.

Según el responsable de Medicina Nuclear e Imagen Molecular de ambos centros de Quirónsalud, la inmensa mayoría de los Servicios focalizan los estudios únicamente en la vertiente PET, sin considerar la valiosa información que puede proporcionar la imagen morfológica CT. «El radiólogo apenas participa en la interpretación de estos estudios, sacando conclusiones básicamente de la información metabólica y de forma escasa de la morfológica del CT. Pocos son los radiólogos que colaboran estrechamente con los médicos nucleares en la confección de los informes de los estudios PET-CT, con la consiguiente y lógica perdida de información que el CT puede proporcionar», afirma Antonio Maldonado.

Por ello, el Departamento de Medicina Nuclear e Imagen Molecular del Hospital Universitario La Luz y del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, lidera el uso al 100% de la tecnología PET-CT entre los médicos nucleares y radiólogos.

«Desde que empecé a realizar estudios PET-CT, me di cuenta de la importancia que suponía el trabajo conjunto de ambos especialistas en el rendimiento final de la prueba PET-CT y los enormes beneficios que podíamos aportar tanto al médico como al paciente si usábamos todos los recursos a nuestro alcance», indica, el doctor Maldonado.

El experto explica que desde 2003 (fecha de la introducción de la PET-CT en España) ha liderado proyectos PET-CT donde han colaborado los especialistas de Medicina Nuclear y Radiodiagnóstico en la realización de estas pruebas de imagen médica. «Aspectos tan importantes como el uso de protocolos CT diagnósticos, la realización de un único informe mixto metabólico/morfológico y conclusiones prácticas e integradas que solucionen las preguntas de los oncólogos son las piezas claves de nuestra forma de actuar. Evitamos pruebas radiológicas innecesarias, hacemos de cada estudio una pequeña sesión clínica médico nuclear/radiólogo, intentando dar la mejor respuesta clínica a los médicos que nos piden las pruebas», matiza el doctor Maldonado. Como afirma el especialista en Medicina Nuclear, las conclusiones de nuestros informes poseen una gran orientación clínica e intentan servir de ayuda en la toma de decisiones en el manejo del paciente oncológico.

Como explica el doctor Maldonado, tenemos que intentar aportar soluciones directas y sencillas ante cualquier problema que pueda tener el oncólogo.  Intentamos evitar mensajes contradictorios e inducir procedimientos diagnósticos innecesarios.

«Para nosotros, interpretar un PET-CT es un arte y cada día que pasa intentamos mejorarlo», subraya el doctor. Esta sistemática de trabajo es la que se aplica en los equipos PET-CT que dispone el Departamento tanto en el Hospital Universitario La Luz como en el Hospital Universitario Quironsalud Madrid. «La colaboración médico nuclear-radiólogo es la pieza angular de nuestra actividad diaria», concluye el doctor Antonio Maldonado.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico