El Hotel Esquirol se consolida como una opción familiar para descubrir el Puente de la Palanca del Segre

/COMUNICAE/

La ruta, de aproximadamente 3 km, inicia y concluye en la histórica pasarela conocida como la Palanca del Segre

A medida que el manto blanco del invierno cede ante el florecer de la primavera, las familias buscan destinos acogedores que ofrezcan tanto confort como aventura al aire libre. En este contexto, el Hotel Esquirol de Llívia emerge como un punto de partida ideal para explorar las maravillas naturales de la Cerdanya. Una de las excursiones más accesibles para huéspedes de todas las edades es la ruta por el Puente de la Palanca, en el valle del Segre.

La ruta, de aproximadamente 3 km, inicia y concluye en la histórica pasarela conocida como la Palanca del Segre. Este sendero se presenta como un tesoro escondido, donde pequeñas cascadas, un frondoso bosque de ribera y vistas de ganado pastando en vastos campos, ofrecen una variedad de experiencias sensoriales.

Este puente, originalmente construido por los vecinos de All y Sanavastre con troncos, permitía un cruce seguro del río Segre. A pesar de tener que ser reconstruido anualmente debido a las crecidas, hoy ha sido reemplazado por una estructura más duradera de cables y tornillos metálicos, sin perder un ápice de su encanto rústico.

«La ruta ofrece espacios ideales para el ocio en familia, como una zona de picnic equipada con mesas y bancos de piedra, perfecta para compartir un almuerzo al aire libre mientras se disfruta del entorno», afirma Edu Vidal, gerente del Hotel Esquirol.

El alojamiento, acogedor y familiar, se posiciona como punto de inicio para aquellos huéspedes dispuestos a explorar las maravillosas rutas alrededor del valle del Segre.

Destino de primer orden para el turismo familiar
La Cerdanya, situada en uno de los valles más amplios de Europa, es un destino de primer orden para el turismo familiar, deportivo y de aventuras. Durante la estación primaveral, la comarca pirenaica ofrece un amplio abanico de propuestas familiares, para disfrutar de las montañas del Pirineo, practicando senderismo, o disfrutando de magníficas rutas en BTT eléctricas. De hecho, el Hotel Esquirol ofrece 11 rutas en e-bikes para todo tipo de niveles, desde principiantes a rutas más exigentes.

Uno de los valores añadidos del establecimiento turístico es su privilegiada situación, que permite a sus visitantes disfrutar de todas las comodidades y servicios para disfrutar de una estancia de relax y tranquilidad en plena naturaleza.

Sobre el Hotel Esquirol
El Hotel Esquirol está situado en la localidad gerundense de Llívia, en el Pirineo Español, y está completamente rodeado por territorio francés. La frontera principal entre España y Francia se halla a tan solo 2km. El alojamiento, acogedor y familiar, dispone de 20 habitaciones, y es un punto de partida ideal para esquiar o visitar la zona. El hotel cuenta con un spa con sauna y piscina al aire libre, dispone de guarda esquís, ofrece un servicio de alquiler de equipamiento de esquí y la posibilidad de adquirir el forfait. Además, cuanta con el Restaurante Esquirol, que ofrece un amplio menú diario y de fin de semana, donde poder degustar platos típicos de la zona.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico