El metro registra frecuencias de nueve o diez minutos en las horas punta y repite la medida de Puerta de Jerez

EUROPA PRESS

  • La dirección de la sociedad Metro de Sevilla, participada mayoritariamente por la corporación Globalvía y en un 11,76 por ciento por la Junta de Andalucía, ha manifestado este Lunes Santo que los trenes están recalando en las estaciones cada nueve o diez minutos en las franjas horarias de mayor afluencia de público, merced al dispositivo especial preparado para la Semana Santa y el cumplimiento “estricto” de los servicios mínimos fijados para la

Sevilla.- Reunión en el Sercla este jueves por la huelga indefinida convocada en el metro

huelga indefinida iniciada por la plantilla el pasado Sábado de Pasión, en demanda de que el nuevo convenio colectivo incluya un alza salarial del diez por ciento.

Después de que convocatoria de huelga indefinida se hiciese efectiva la madrugada del sábado y la plantilla la suspendiese exclusivamente en lo relativo al Domingo de Ramos, por lo señalado de la jornada, la dirección del metro ha expuesto en un comunicado que este Lunes Santo el servicio está funcionando con una frecuencia de entre nueve y diez minutos en el paso de los trenes por las estaciones en las franjas horarias de mayor afluencia de viajeros.

Todo ello, merced al dispositivo especial habilitado por la empresa para las fechas de Semana Santa y los servicios mínimos dictados para la huelga indefinida por la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta de Andalucía, que en el caso de los días de Semana Santa obligan a un funcionamiento del 60 por ciento del servicio de trenes desde el inicio de las jornadas hasta las 12,00 horas, y del 70 por ciento de trenes desde las 12,00 horas hasta el cierre del servicio.

En cuanto al seguimiento de los paros, la empresa expone que durante la jornada del sábado el 73,3 por ciento de los trabajadores secundaron la huelga, mientras que en el Domingo de Ramos sólo se adhirieron a estos paros el 15,8% de la plantilla, toda vez que el comité de empresa viene defendiendo que todos los empleados indefinidos están secundando la huelga, mientras los trabajadores temporales no la estarían secundando.

La empresa ha indicado además que la medida aplicada este Domingo de Ramos para que la estación de Puerta de Jerez, la más céntrica de la línea, funcionase sólo como punto de destino y no estuviese disponible para acceder al interior y subir a los trenes, está destinada a mejorar “la fluidez de los desplazamientos y evitar posibles problemas de aglomeraciones de usuarios”.

“Este operativo en la estación de Puerta de Jerez, que es la que recibe mayor afluencia de usuarios durante el año y especialmente en Semana Santa, evita las aglomeraciones derivadas de la confluencia de todos los usuarios de entrada y salida, facilitando la rapidez de los desplazamientos en metro, en un periodo de intensa demanda en el que, adicionalmente, hay huelga”, insiste la empresa, que ve probada la “efectividad” de esta medida y expone que la repetirá hasta el Jueves Santo, “entre las 16,00 de la tarde y las 2,00 de la madrugada, siempre que se mantenga la huelga”.

DE NUEVO CONFLICTO EN EL METRO

Esta convocatoria de huelga indefinida, aprobada con el voto a favor de 98 de los 170 miembros de la plantilla, surge después de que entre noviembre y enero, la plantilla protagonizase numerosas jornadas de paros parciales en demanda de mejor cobertura de las bajas, excedencias y reducciones de jornada.

En aquel conflicto, la dirección de la empresa reclamaba canalizar tales demandas mediante la negociación del nuevo convenio colectivo, pues el anterior texto expiró el pasado 31 de diciembre, y finalmente el pasado 22 de enero la plantilla del metro acordó un “paréntesis” en sus movilizaciones, para intentar lograr sus reivindicaciones mediante la negociación del nuevo convenio, que habría arrancado al comenzar febrero.

En ese sentido, la dirección del metro ha avisado de que en el marco de dicha negociación, el comité de empresa había reclamado un alza salarial del diez por ciento a cambio de no promover un “conflicto” laboral para las fechas clave de Semana Santa, y después “continuar negociando otros aspectos” del convenio colectivo.

“Teniendo en cuenta el poco tiempo transcurrido desde que se inició la negociación, los avances obtenidos en las reuniones mantenidas hasta la fecha, así como el alcance de los aspectos que se están evaluando, resulta muy desproporcionada la medida adoptada de convocar una huelga”, asevera la dirección del metro.

El presidente del comité de empresa del metro, Juan Lorenzo Vázquez, admitía de su lado que demandar un alza salarial del diez por cierto “puede sonar fuerte”, pero avisaba de que las retribuciones de la plantilla llevan “muchos años sin subir”, mientras el metro cierra año tras año sus ejercicios anuales “con beneficios”, cosechando en 2018 un beneficio de 18,3 millones de euros.

En el último contacto oficial entre ambas partes, en cualquier caso, la sociedad Metro de Sevilla avisaba de que el comité había rechazado su propuesta para un incremento retributivo según la evolución del IPC, más un cinco por ciento adicional en función de las productividades para los próximos cinco años, toda vez que el comité de empresa aseguraba que había reducido sus “pretensiones prácticamente a la mitad”, achacando a la empresa la decisión de romper la negociación.

Ir a la fuente
Author: EUROPA PRESS

Powered by WPeMatico