En las épocas de los resfriados es fundamental el buen uso de los productos de limpieza, según Limpieza Pulido

/COMUNICAE/

Llega el frio y con él los encierros y, en consecuencia, los resfriados. En esta época las personas pasan más tiempo en lugares cerrados y aislados y hay más presencia de virus y bacterias en el ambiente debido a una menor ventilación y renovación del aire. En los colegios es muy común que con el otoño lleguen los resfriados. La adecuada elección de productos de limpieza y una limpieza frecuente y especializada son las claves para evitar los contagios

La limpieza y la desinfección son las dos claves para prevenir y evitar enfermedades infecciosas en colegios, escuelas u otros tipos de ámbitos en los que hay personas conviviendo bajo el mismo espacio cerrado. Pero para llevar a cabo ambas tareas es importante saber que los términos limpieza y desinfección no tienen el mismo significado. Por una parte, la limpieza es simplemente retirar los gérmenes, la suciedad y las impurezas de una superficie. «La limpieza se puede realizar utilizando un jabón y agua. Nosotros recomendamos nuestro Limpiador Multiusos Citrusplus para una limpieza perfumada», explica Limpieza Pulido.

Limpieza Pulido es una empresa que suministra productos de limpieza de alta calidad y es experta en el sector de la limpieza. Esta empresa, además, dispone de productos homologados para la desinfección, lo cual es fundamental para garantizar una eliminación de virus y bacterias eficaz. «Si además de limpiar deseamos desinfectar al mismo tiempo, recomendamos el limpiador bioalcohol desinfectante perfumado Nettion MC. Esto va a ser fundamental en épocas de resfriados, en los que debemos mantener todas las superficies completamente desinfectadas para evitar el contagio», afirma Limpieza Pulido.

Sin embargo, Limpieza Pulido advierte que no basta simplemente con desinfectar las superficies, es fundamental realizar una limpieza a fondo previamente. Para evitar el contagio de enfermedades de transmisión es importante seguir un protocolo de limpieza ordenado y eficaz. Este protocolo se debe organizar teniendo en cuenta las áreas más importantes a limpiar, es decir, aquellas que se ensucian con más frecuencia y que las personas tocan con más frecuencia. Esto es, por ejemplo, escritorios, pomos de puertas (tanto de acceso como del mobiliario), baños, teléfonos, juguetes, las llaves de los grifos, etc.

La limpieza en estas zonas más prioritarias (que más frecuentemente se contaminan) debe realizarse con cierta frecuencia, aconseja Limpieza Pulido. Por otra parte, el protocolo de limpieza debe amoldarse al tipo de gérmenes que se quieren eliminar. Esto se debe a que hay gérmenes con un tiempo de vida determinado (el virus de la influenza, por ejemplo, vive hasta 48 horas después de haberse depositado en un lugar). La mayoría de los virus son relativamente frágiles, por lo que una práctica de desinfección normal será suficiente.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico