La exposición solidaria ‘Miradas del Mundo’ pone el broche de oro al año del 50 Aniversario de Cione

/COMUNICAE/

La Fundación Cione Ruta de la Luz organizó su II Exposición Solidaria, con carácter benéfico a favor del proyecto que, para favorecer la salud visual en Sri Lanka, la entidad va a promover en el año 2024 en colaboración con la Fundación Gomaespuma. Celebrada en el Palacio de Longoria, sede de la SGAE en Madrid, fue un éxito de participación y recaudación, que va a permitir financiar completamente una nueva expedición a Sri Lanka, en el año entrante

Cerca de 500 personas acudieron el pasado viernes a la II Exposición Miradas del Mundo que organizó la Fundación Cione Ruta de la Luz. Y, si el lugar elegido en 2022, el Círculo de Bellas Artes, fue emblemático, el de 2023  no lo ha sido menos: el Palacio de Longoria, sede de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), en pleno centro de Madrid.

En total, se expusieron y pusieron a la venta, real y virtualmente, 70 cuadros de seis artistas: José Antonio de Santos, Juan Ara, Gadea Rodríguez, Roberto Acosta, Pedro Barallat y Fernando Gaforio, además del libro ‘Cuarenta relatos que duran un café’, con cuarenta de los cuadros -los de José Antonio de Santos y Juan Ara- completados con pequeños y maravillosos relatos, escritos por Carmen Villareal.

La respuesta del público, en general de la masa social de la Fundación Cione Ruta de la Luz y de proveedores y amigos de la entidad, ha sido conmovedora, de manera que, al igual que ocurriera el año pasado con el proyecto de Diembering (Senegal), los resultados de la exposición van a conseguir financiar, de manera íntegra, un nuevo proyecto de la Ruta de la Luz para mejorar la salud visual en Sri Lanka, de nuevo en colaboración con la Fundación Gomaespuma.

«Estoy impresionado por el trabajo de los artistas. Han hecho un esfuerzo enorme, de muchas horas de dedicación, cuyo resultado es un abanico de estilos que demuestra la diversidad y el talento que hay en Cione. Esta exposición, que va a servir al propósito de nuestra labor social, es una muestra de un trabajo bien hecho cuyo destino final es ayudar a personas que lo necesitan», señalaba Ismael García Payá, presidente de la Fundación Cione Ruta de la Luz.

Por su parte, el director general de Cione Grupo de Ópticas, Miguel Ángel García, calificó la exposición como el broche de oro en el año del 50 Aniversario de Cione. «Estas ‘Miradas del mundo’ promueven el talento interno en Cione y demuestran que contamos con empleados sensibles, capaces de crear arte, pero también con un grado excepcional de compromiso con la causa de acercar la salud visual a personas que no tienen acceso a ella. Esta es, precisamente, la labor que nuestra Fundación lleva más de veinte años llevando a cabo, en España y fuera de nuestro país, rompiendo límites», señalaba el director general.

La gerente de la Fundación, Cristina López-Mora, recordaba que, en un primer proyecto en Sri Lanka llevado a cabo en 2023, ya se han entregado 1007 gafas en el país. Ahora, «esta nueva iniciativa solidaria, nos da la posibilidad de darle continuidad al proyecto en 2024, de nuevo en colaboración con la Fundación Gomaespuma», afirmaba. Con la primera exposición solidaria ‘Miradas del mundo’ la Ruta de la Luz, igualmente en colaboración con la Fundación Gomaespuma, logró financiar un proyecto completo en Diembering (Senegal).  «La sintonía con la Fundación Gomaespuma es perfecta. Es un lujo trabajar con personas con tan alto grado de compromiso con su labor», terminaba la gerente.

Carmen Villareal, empleada de Cione y escritora, afirmaba en la exposición que «en esta vida acelerada que llevamos, cualquiera tiene tiempo para leer un relato breve, que se te queda, con un final abierto que hace pensar». El hecho de que lo recaudado por su iniciativa solidaria sea para apoyar la labor solidaria de la Ruta de la Luz, «es todavía un aliciente mayor para animar a la gente a que me lea y a que compren el libro», añadía. Carmen se conforma con que, después de la lectura del libro, «a alguien le llegue al corazón uno solo de los relatos, como a todos nos llega la labor de la Ruta de la Luz».

José Antonio de Santos, director de Operaciones de Cione, y uno de los pintores solidarios, calificaba de «éxito» el resultado de estas dos exposiciones. «La pintura es mi afición. Este año he querido exponer miradas del mundo diferentes hacia espacios que me han parecido especiales, singulares», señalaba José Antonio, que considera a la Ruta de la Luz el corazón de Cione. «Conozco perfectamente el gran trabajo que hace, y me siento orgulloso de que sean capaces de conseguir convertir en acciones y en realidad para la mejora de la salud visual los buenos deseos que todos tenemos».

Juan Ara, director de Sistemas de Cione, y también pintor, recordaba su trayectoria de más de veinte años como artista aficionado. «Pintar me desestresa del trabajo. Viajo a través de la pintura, especialmente durante la pandemia», señalaba. Ara trajo a la exposición bodegones y paisajes, además de contribuir con la logística y la organización de la muestra.

Gadea Rodriguez, pintora aficionada, mostraba su satisfacción por participar en esta segunda muestra. El año pasado mostró sus miradas sobre Nueva York, y éste, las ha mostrado sobre Roma. «Esta nueva experiencia de viaje me ha llevado a pintar algo más dinámico, con nuevas técnicas. Estoy muy contenta con el resultado, y por supuesto también con que el valor de esta exposición vaya mucho más allá de la compra de un cuadro», señalaba.

Fernando Gaforio, arquitecto y «artista en mis ratos libres», como él mismo se define, muestra en sus cuadros el equilibrio entre pintura abstracta y motivos figurativos. «Mis cuadros son una historia resumida en el lienzo. Poder participar en esta segunda edición de ‘Miradas del mundo’, una muestra que tiene un hermoso fin social, es un orgullo», señalaba.

Pedro Barallat, trabaja en finanzas, pero es un apasionado de la pintura que lo dejó todo para estudiar dibujo y pintura clásicos en Florencia, una formación que luego ha continuado en otros lugares. Este año ha traído a la muestra sus cuadernos de viajes de Florencia, Roma, Madrid o Mallorca. «El propósito solidario de dar visión y oído a personas que, de otra manera, no lo tendrían, me parece encomiable», señalaba.

También donó cuadros Roberto Acosta, pintor y apasionado de la pintura, «encantado de colaborar con esta iniciativa solidaria que aúna arte y altruismo», señalaba. Además de cuadros y libros, los asistentes también pudieron contribuir a la causa con la barra solidaria, en el patio del Palacio de Longoria, así como adquiriendo también diferentes productos solidarios en el puesto de la ruta de la Luz en las galerías del Palacio.

Las personas interesadas en adquirir cuadros con fines solidarios todavía pueden hacer sus compras online a través del catálogo virtual de la muestra. Se puede consultar aquí.

Además, quienes quieran colaborar con la causa de la Ruta de la Luz, pueden realizar sus donativos aquí, siguiendo unos sencillos pasos. Donar aquí. El proyecto ha contado con el patrocinio de Correos Express.

La Fundación Ruta de la Luz es una organización constituida con el objetivo de ayudar a la población menos favorecida en la mejora de su salud visual, tanto nacional como internacionalmente.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico