Piscinas Lara: «En épocas de lluvia y calima hay que mantener un cuidado especial de la piscina»

/COMUNICAE/

Una nube de polvo recorre la península, lo cual, en los tiempos que corren, es un mal menor. Para mantener la piscina en perfectas condiciones se deben llevar a cabo una serie de tratamientos y una empresa suministradora de productos de limpieza, desinfección y mantenimiento de piscinas explica cuáles son

El otoño es una estación en la que abundan las inestabilidades climáticas, sobre todo lluvias y, últimamente, calimas. Durante estas tormentas es habitual observar cómo la piscina se ensucia y el agua se vuelve cada vez más turbia. Que el verano termine no significa que las piscinas deban quedar en el olvido. Para mantener el agua de la piscina limpia y evitar que otros problemas comiencen a aparecer, es muy importante realizar un mantenimiento adecuado de la misma. Piscinas Lara, una empresa suministradora de productos para la limpieza, la desinfección y el mantenimiento de piscinas, explica los pasos que se deben seguir.

«Es fundamental estar al tanto de las posibles lluvias o calimas que pueden ocurrir para poder cubrir y proteger la piscina adecuadamente antes de que el agua pueda ensuciarse. Pero si el mal tiempo nos ha cogido por sorpresa, es importante actuar enseguida y tratar el agua. El primer paso es comenzar un tratamiento con floculante que, una vez añadido al agua de la piscina, necesitaremos poner en marcha la depuradora durante al menos una hora para que el agua circule y el producto se mezcle. Después de unas 8 o 12 horas, durante las cuales el floculante habrá hecho su trabajo, necesitaremos limpiar el fondo de la piscina», explica Piscinas Lara.

Según esta empresa, tras añadir el floculante, se podrá observar cómo el agua recupera ese tono transparente. Este producto hace que las partículas de barro de la piscina se unan aumentando su densidad para que su retirada sea más sencilla. Toda esta suciedad acumulada en el fondo se podrá limpiar con un limpiafondos. El siguiente paso, recomienda Piscinas Lara, será analizar el PH del agua y comprobar que esté en un nivel de 7,4 aproximadamente. En caso de tener que corregir el pH se necesitará aplicar un reductor o un incrementador de pH. Después de aplicar cualquier corrector del pH es importante esperar al menos algunas horas para que actúe.

El último paso (y el más importante) es tratar el agua con cloro. Piscinas Lara afirma que es el paso más importante porque desinfecta el agua de la piscina erradicando bacterias y microorganismos que podrían provocar el crecimiento de algas en la piscina. Es normal que durante los meses de octubre y noviembre aumente la cantidad de lluvias y es por ello importante aumentar las horas de filtración.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico