Un falso positivo hace más probable la aparición de tumores según el British Journal of Cancer

/COMUNICAE/

Este tipo de resultado duplica la probabilidad de tener cáncer en los siguientes diez años

Cuando la mamografía realizada deja dudas, llevando a los profesionales a acudir a otros métodos como el pinchazo, la ecografía o incluso la biopsia, son en todo momento indicios de que algo no está yendo como debería. Este es el tema principal que ha refleja un estudio publicado en la revista British Journal of Cancer. Coordinado entre España, Noruega y Dinamarca, esta investigación ha analizado 3,5 millones de pruebas que se han hecho a más de un millón de mujeres. El rango de edad de estas personas se encontraba entre los 50 y 70 años, siendo el modelo estandarizado en Europa.

El estudio ha permitido detectar más de 10.000 tumores y 110.000 falsos positivos en ese millón de mujeres. Estos últimos casos presentan un riesgo duplicado con respecto al resto en los próximos 10 años. En el caso de que el falso positivo aparezca dos veces, el riesgo pasa a ser cuatro veces mayor. La investigadora Marta Román, perteneciente a este estudio, afirma que en estos casos no suele haber ningún tumor siendo la mama contraria a la del falso positivo la que suele ser portadora del tumor.

Actualmente lo único que ha demostrado hacer efectiva una reducción de la mortalidad por cáncer de mama ha sido la realización de una mamografía cada dos años. De esta forma se reduce la cantidad de radiación a la que son sometidas estas mujeres. Sin embargo, a raíz de la investigación se ha comenzado a pensar si no es necesario diversificar en grupos según el tipo de riesgo que presentan. De esta forma la investigadora afirma que aquellas mujeres con mayor susceptibilidad deberían tener otro tipo de seguimiento, como aquellas que tienen mayor densidad mamaria.

De esta forma, los investigadores puntualizan expresamente que aquellas que hayan dado un falso positivo en algunas de sus pruebas no abandonen o pasen por alto alguno de los controles, Una de cada cinco mujeres que pasan esta prueba darán un falso positivo.

Por ello expertos en mamografías en Sevilla como es la Clínica Resolana reciben a diario un gran número de pacientes que acuden a hacerse esta prueba con el fin de conocer si padecen o no esta enfermedad. “En la mayoría de ocasiones, aquellas mujeres cuyos resultados han despertado dudas suelen dejar con más frecuencia de acudir a este tipo de control. Cuando debería ser al revés”, indica Marta Román.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico