Visit the USA: pueblos de Estados Unidos sacados de una película navideña

/COMUNICAE/

Estas Navidades descubrir con Visit The USA lugares menos conocidos de Estados Unidos en los que el cine y el espíritu navideño confluyen en una comunión perfecta

Seguro que se ha visto la típica película en la que alguien que trabaja en una gran ciudad como Nueva York o Chicago, por cosas del destino, acaba en un pueblo encantador en el que se encuentra a si mismo y se enamora. Estas «películas Hallmark» parecen rodadas en pueblos ficticios representados en estudios y decorados como lugares de ensueño. La realidad es que no solo existen, sino que se pueden visitar. Visit The USA recomienda diferentes pueblos de Estados Unidos que captan la esencia de la Navidad a su manera y donde se puede ser el protagonista de una propia película navideña. 

Woodstock, el idílico escenario de «White Christmas»
Rodeado de bosques nevados y granjas centenarias, Woodstock, en Vermont, es el tesoro escondido que sirvió de inspiración para «Blanca Navidad» (1954). Sus encantadoras posadas y la pintoresca plaza del pueblo, decorada con cientos de luces centelleantes, ofrecen un ambiente navideño inolvidable. Además, en invierno, un manto de nieve suele cubrir los paisajes de Woodstock, atrayendo tanto a los que buscan adrenalina como a los que desean momentos de relax. Para los aventureros, el entorno se convierte en un patio de recreo: esquí de fondo por serpenteantes senderos o expediciones con raquetas de nieve. Pero si lo que se busca es un plan más contemplativo, también se puede optar simplemente por un apacible paseo invernal, o un día de spa viendo caer la nieve, con los árboles escarchados y el silencio único de los paisajes nevados.

Frankenmuth, una Navidad tirolesa es posible en Estados Unidos
Conocida como la «Pequeña Baviera», Frankenmuth (Michigan) transporta a sus visitantes a un cuento de hadas navideño. Este idílico destino, inmortalizado en la película «Christmas Wonderland» (2018), cuenta con todo tipo de tiendas pintorescas, decoraciones festivas y un espíritu especialmente acogedor que hace de la ciudad un refugio reconfortante en el que escapar de las grandes ciudades. A partir de noviembre, las luces de Navidad se encienden todos los días al anochecer y la magia de Frankenmuth brilla con todo su colorido, como en un plató de cine. En los extremos norte y sur de Main Street se encontrarán más de 150 árboles envueltos en un cálido resplandor de luces blancas. A la vuelta de cada esquina, se verán pantallas de luces con los personajes navideños favoritos, edificios ornamentados y un espectacular árbol de Navidad de 12 metros que se alza en el centro de la ciudad.

Solvang, una blanca Navidad también es posible California
Este encantador pueblo danés en el corazón de California cobra vida durante las vacaciones. Inspiró la película «The Christmas Chronicles», donde sus arquitecturas únicas y tiendas especializadas crean un ambiente festivo que transporta directamente a la Navidad. Además, está el Solvang Julefest: un festival de navidad con el que da comienzo un mes o más de luces, eventos festivos y alegría navideña, que se celebra del 24 de noviembre de 2023 al 6 de enero de 2024. Viaja a Solvang para disfrutar de mucha diversión en familia, música de temporada, compras navideñas, delicias culinarias, vino y cerveza, y mucho más. ¡Skål!

Durango, una aventura en el tren «Polar Express»
El impresionante paisaje invernal de Durango, Colorado, sirvió de inspiración para la película de animación «The Polar Express» (2004). Los visitantes pueden embarcarse en su propio viaje en tren atravesando impresionantes montañas nevadas, y creando recuerdos mágicos dignos de la gran pantalla. Aunque Durango es conocido por sus paisajes, durante la Navidad se convierte en un mágico escenario invernal. La ciudad se viste con luces y ofrece experiencias únicas, como paseos en trineo tirado por caballos y eventos comunitarios que captan el espíritu navideño de una forma auténtica y especial. Después de un día visitando a Papá Noel, comprando regalos o incluso esquiando cerca de la ciudad, se podrá tomar un descanso para disfrutar de una comida caliente en el mejor restaurante de Colorado, The Ore House, o de una buena cena a base de filetes en The Mahogany Grille.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico